jueves, noviembre 16, 2017

Creerse más que los franceses


Es extraño que tantos argentinos sigan sin darse cuenta de lo que está pasando en el mundo, respecto a lo económico,y cómo eso repercute en las medidas que está tomando el gobierno de Macri en Argentina.

Hagamos un intento más de explicarlo de otra manera, más simplota, a ver si funciona para mis amigos que aún siguen preguntándose cómo pueden haber tantos "globoludos" en este mundo y que sigan ganando las elecciones a pesar de que "todo está tan negro".

Hace años, en 2003, vine por primera vez a Barcelona. Conocí a un hippie argentino que andaba aventureando por muchos lugares hacía ya varios años. Me dijo una frase que no olvidé:

- Los argentinos se creen la gran vaina, pero los franceses SON la gran vaina.

Y me puse a mirar bien a los franceses: muy trabajadores y muy preparados, impecables en lo que hacen, con un equilibrio formidable entre el trabajo y los placeres de la vida.
Efectivamente, hay diferencia: tenemos algo que aprender de ellos, punto.

A ver, los argentinos están muy malacostumbrados. Han tenido un pasado de bienaventuranza económica que no han olvidado, seguido por un estado superprotector que, aún con intentos tímidos de volverse un país más liberal, subsistió a lo largo de todos estos años.

Y digo malacostumbrados porque que te paguen todo, como pasó alguna vez, es imposible hoy día. En los años 50 quizás todavia era viable durante algún tiempo, pero ahora hay miles de millones de bocas más que quieren comer que en aquel entonces.

Y esas bocas están dispuestas a hacer lo que sea para comer. En particular, los asiáticos hacen muchísimo y son famosos por ello ("trabajan como chinos", "hacen todo perfecto como japoneses")
Si trabajáramos tanto y tan bien como ellos, no diríamos estas cosas. Pero no, no lo hacemos, entonces nos sorprenden.

Otra frase que escuché por Europa provino de un alemán que había crecido en varios países latinos:

"La diferencia es que los españoles trabajan para vivir, y los alemanes viven para trabajar" (por supuesto, personalmente prefiero trabajar para vivir, lo otro es inhumano)

Ahora bien, esto es lo normal en todo el norte de Europa. El clima frío tiene mucho que ver: si sos vago no sobrevivís, entonces tenés que trabajar y prepararte mucho más que si tuviste la suerte de nacer en alguna playita soleada.

Pero la superpoblación también afecta a los orientales y nórdicos, y por lo tanto, la competencia global por sobrevivir se ha vuelto frenética: encima de que hay que competir con otros occidentales que te hablan 3-4 idiomas casi nativamente y coleccionan títulos universitarios, ahí están los orientales que desconocen la palabra "vacaciones" y los africanos que te regalan la mano de obra si instalás una fábrica en sus países.

Y todos trabajan como bestias en anfetas.

En este contexto Argentina y otros países latinoamericanos tienen mucho que perder porque siguen con la costumbre de que el estado debe darte todo sin que vos tengas que hacer demasiado, algo que, a estas alturas, es un privilegio costosísimo y escaso a nivel global.

Concretamente: sos empleado de una multinacional y te dicen: "haga un análisis de países donde instalar una fábrica que necesitará 1000 obreros. Será una inversión fuerte".
Comenzás a buscar y te toca revisar Argentina... veamos lo que encontrás:

- Gremios fuertes, corruptos y rebeldes
- Además, esa corrupción a diestra y siniestra
- Inestabilidad social, política y económica
- Calificación promedio del trabajador: normalito

Luego vas a otro pais, supongamos Chile, y encontrás que supera a Argentina en todos esos items:

- gremios saneados
- poca corrupción
- estabilidad general
- mejor calificación promedio del trabajador (medido por gasto en educación)

Seamos sinceros... ¿cuántos de ustedes sacarían la cara por Argentina delante de los jefes, y arriesgarían ese capital en Argentina, teniendo a Chile al lado y en otras partes mano de obra más barata, sin tantas leyes laborales, con una población más trabajadora y preparada?

Y así es cómo las fábricas que podrían ir a Argentina terminan en Camboya. Y ojo que esto también se aplica al resto de países occidentales!!!

No somos sinceros con los hechos, entonces no podemos explicarnos la realidad que nos rodea y nos ponemos a patalear por un biberón que está siendo tironeado por montones de bebés hambrientos de todo el mundo.

Y mientras acusamos a "los grandes capitales que nos quieren hundir"... la Tierra sigue andando a 180 bebés por minuto.


Originalmente posteado en Facebook







lunes, octubre 30, 2017

Un texto de Krishnamurti donde resume a lo esencial toda su vida



Pregunta: ¿Puede usted decirnos cómo ha llegado a este grado de comprensión?

Krishnamurti: Me temo que tomaría mucho tiempo y puede resultar muy personal. Primero que nada, señores, yo no soy un filósofo, no soy un estudiante de filosofía. Pienso que uno que es meramente un estudiante de filosofía, ya está muerto. Pero he vivido con toda clase de personas y he sido educado, como tal vez sepan, para desempeñar cierta función, cierto cargo. Y eso, nuevamente, significa “explotador”. También fui el jefe de una organización tremenda creada en todo el mundo para propósitos espirituales; y vi la falsedad de eso, porque uno no puede guiar a los hombres hacia la verdad. Sólo puede tornarlos inteligentes por medio de la educación, lo cual nada tiene que ver con los sacerdotes y sus medios de explotación, las ceremonias. De modo que disolví esa organización; y, viviendo con la gente y no teniendo una idea fija acerca de la vida ni una mente atada a un trasfondo tradicional, empecé a descubrir lo que, para mí, es la verdad y es la verdad para todos: una vida que uno pueda vivir sanamente, cuerdamente, humanamente; una vida no basada en la explotación, sino en las necesidades. Sé lo que necesito, y eso no es mucho; por lo tanto, si para ello trabajo cavando en un jardín o hablando o escribiendo, eso no tiene gran importancia. Primero que nada, tiene que haber un gran descontento, un gran cuestionamiento, infelicidad; y muy pocas personas en el mundo, cuando están descontentas, desean acentuar ese descontento, pasar por él a fin de descubrir. Por lo general, desean lo opuesto. Si están descontentas, desean la felicidad, mientras que yo -si se me permite ser personal- no deseaba lo opuesto. Deseaba descubrir; y así, paulatinamente, a través de diversos cuestionamientos y de una continua fricción, llegué a realizar eso que uno puede llamar la verdad o Dios. Espero haber contestado la pregunta.



domingo, octubre 22, 2017

El bondadoso, cuando es usado por el malvado, cambia su energía



De un diálogo:

Clau:
Eso te podría contar también.
La única vez que fui a una manifestación con el lado "conserva " de Córdoba me dio tanta vergüenza ajena pero tanta: desde el lenguaje que usaban hasta las cosas que decían y la forma en que lo hacían, que me volví a mi casa apenas sentí esa vibra fría del odio visceral. Cosa muy difícil de sentir en otras manifestaciones más populares. donde se vive clima de camaradería de ser todos una gran familia.


Marcial:
Sé de lo que estás hablando, tanto en uno como en otro grupo. Armando Clavier solía decir que prefería pasar cerca de un lugar donde los albañiles estuvieran haciendo un asado antes que entrar a un ascensor con cierta gente perfumada, rica. Que lo que éstos emanaban a niveles sutiles era mucho peor que el mal olor de los albañiles.
Ese sentimiento cálido y contagioso de la gente más pobre es una característica esencial de ellos.
Pero ahí está el tema, justamente: vemos que tienen esa receptividad o hasta bondad... pero no siempre tienen la mente clara. Y vienen los políticos, por ej, y terminan usándolos para sus fines.
Los ricos, paralelamente con su desagradable aura de autoimportancia, suelen estar mucho mejor informados en todo sentido (obviamente, ésta es una generalización... hay gente arrogante y cálida en todas las clases sociales)
Es una cuestión de temperamentos: unos miran más al interior y otros al exterior.
Cuando vos mirás una persona buena aislada, con sus confusiones mentales simples y su falta de información general, lo bondadoso predomina y es agradable estar con ella.
Pero cuando están todos juntos en una plaza apoyando a alguien corrupto, que los lleva de las narices hasta allí debido a su inocencia desprevenida, su cualidad energética cambia porque están siendo usados. Ya no predomina la energía de cada persona buena, sino la energía del gran corrupto, de la ideología malvada.
Y eso se siente hasta en las fotos.

sábado, octubre 21, 2017

El recurso político de la "tribalización" explota la tendencia natural de proteger al débil




La tribalización es un recurso muy recurrido por quienes quieren construir una parcela de poder.
"Somos diferentes de los otros, y los otros nos han oprimido por demasiado tiempo ya"
Esta es la esencia.
Es el discurso básico que empleó un austríaco en una cervecería de Munich delante de unas docenas de loquitos y que años más tarde terminaría en una carnicería mundial.

Actualmente se usa para crear nuevos nacionalismos reivindicativos, y lo cierto es que la táctica sigue funcionando de lo más bien.

La simpatía por los débiles es, en muchas personas, instintiva y automática y los políticos explotan esta veta inagotable.

Queremos ver a los boxeadores más débiles ganar al fuerte.
En los mundiales de fútbol la gente simpatiza con Costa Rica y no tanto con Alemania.
En la guerra contra Chechenia, Rusia es el antipático porque es el poderoso; pero si la guerra fuera contra USA la tendencia sería a simpatizar con Rusia porque USA es superpoderoso. Y así.

Y esto no es desde ahora, sino que viene desde hace mucho: David es bonito y simpático y Michelangelo le hace una estatua; Goliath es feo y antipático y es caricaturizado.

Hay grandes sectores de la población que no están dispuestos a ver que a veces los débiles también se equivocan, o que se puede ser débil y malvado al mismo tiempo. Y viceversa: les resulta absurdo pensar que el poderoso pueda ser bondadoso y correcto... "¿millonarios buenos? No me hagas reír."

Quizás sea por una cuestión genética, o quizás por condicionamiento cultural, o por tantas pelis de Hollywood donde los débiles buenos se oponen al fuerte malvado y siempre ganan... o una mezcla de todo eso, pero lo cierto es que funciona como un condicionamiento muy activo de la que la gente no es consciente en absoluto, y que los políticos y sus agencias de propaganda explotan muy bien.

Y ojo que no estoy diciendo que no haya poderosos malvados ni débiles buenos, que estos casos también se dan, obviamente. Y en abundancia.


jueves, octubre 19, 2017

El seny, vaya

"Indepes" pidiendo ayuda a la Unión Europea, sin tener la menor idea de que su independentismo es una de las peores amenazas a la misma


Llueve con lentitud y se nota una pesada atmósfera de expectativa silenciosa.
Todo gris.
Y uno se pregunta cómo los habitantes de esta región llegaron a ser reconocidos alguna vez por tener algo llamado "seny" (sensatez)
En estos momentos se cumple el plazo que el gobierno de España dio al de Cataluña para que dé una respuesta sobre su declaración de independencia.

A pesar de las excepciones de siempre y de que nadie lo nombra demasiado, los indepes están compuestos en su mayoría por personas con varios apellidos catalanes. A medida que los apellidos de otro origen se van mezclando con los apellidos catalanes, menos indepes hay. Esto termina notándose mucho en el liderazgo de los partidos de uno y otro bando.
Y si los más catalanes son los más indepes, por lo tanto, de que m... de seny están hablando???!!!!
He visto mucho mas seny en Castilla y León, que me perdonen.

Están pateando directamente contra la Unión Europea; son en este momento la amenaza más grave al proyecto del "país europeo" luego del Brexit... pero al mismo tiempo los indepes llevan sus banderitas de la UE a sus manifestaciones (???!!!)

Es que no se dan cuenta. No.

Lo mismo pasa, la misma mente caótica y caotizante está presente en todos los países.

Luego de muchos diálogos con gente con esa mente me he dado cuenta de cuán profunda e inadvertida puede ser la combinación mortal del lavado cerebral escolar, la burbuja informativa de las redes sociales y la mente caótica - esta última constitucional, heredada.

Yendo contra toda lógica, la mente caótica embiste contra los hechos desde las emociones.
De nada valen las advertencias de los economistas y toda esa basura. Las declaraciones de las organizaciones europeas les resbalan como esta lluvia por las paredes hoy grises de Barcelona. Sólo sirve ver en el mástil la propia bandera, cantar los propios himnos en el propio idioma, marchar por las propias calles en un estado de gracia y euforia.
Y, obviamente, creer solamente en lo que digan "sus" medios.

Y mientras tanto, se edifica con esmero la destrucción y el sufrimiento futuros.

Quizás viajar, tanto geográficamente como en el tiempo, sea una buena terapia. Por "viajar en el tiempo" quiero decir "vivir unos años".

Lo que se ve en Internet parece tener otra fuerza. Viajar, vivir tienen una contundencia diferente.
Esa noticia sobre los kurdos que dicen "si viviéramos en Europa jamás nos independizaríamos" tiene algo de fuerza puesto así, en letritas, pero seguramente tiene la fuerza de la sangre si la escuchamos en el Kurdistán mismo. Allá no hay diferencias insignificantes como las que hay entre catalanes y españoles. Allá hay diferencias abismales pero aún así, muchos aún intentan la unión de países, confederaciones, etc. No hay mayores ejemplos de esto que China e India.

Desde que llegué a España me di cuenta de que este país, aún en medio de todos sus problemas heredados de otro gobierno con bastante mente caótica (PSOE), estaban viviendo en una especie de pequeña edad dorada de la que no se daban cuenta.

Y es que no se dan cuenta, tampoco, de esto. De lo afortunados que son. A pesar de las pateras, de lo que saben que pasa en el vecindario.

Y ahora una parte de este país, la mitad de los catalanes, para ser más precisos, ha decidido dar una buena patada a este pequeño paraíso en medio del infierno que es la Unión Europea. Se han hermanado con los brexiters, con los chavistas, con los antioccidentales... y parte de ellos no se dan cuenta. Los únicos que saben bien lo que están haciendo en este sentido son los antisistemas de la CUP y Podemos; normal, considerando que el programa llevado a cabo desde que Puigdemont subió al poder es seguir al pie de la letra el programa de la CUP, la excelencia en mente caótica.

Ahora, a esperar lo que se viene. Al menos en los medios parece sentirse un aumento de la actividad de la mente ordenada.
El seny, que le dicen.

martes, octubre 03, 2017

Construir la propia burbuja informativa y luego... "educar"


Un ejemplo claro de formación de la propia burbuja informativa: te identificas emocionalmente con fuentes "que te gustan" y le dices adiós a la objetividad


Este tweet ilustra perfectamente un fenómeno llamativo en nuestros días.

¿En que se parecen los conflictos de Venezuela, Argentina, Cataluña y los islámicos (y similares)?
Sorprendentemente, no a uno sino a varios factores 😎
¿Y cuáles son esos factores?
Voy a listar dos muy importantes:

1) Lavado de cabeza infantil en las escuelas
2) La burbuja informativa

De esos 4 ejemplos puedo atestiguar directamente de 3.
El que no (Venezuela), lo conozco por gente que vive allá y por exiliados en Barcelona.

1) En los 4 casos hay una formación "patriótico/política" en las escuelas (agregar "religioso" en el caso del Islam)
2) En los 4 casos hay autoencierro informativo (todos) o censura (Islam, Venezuela)

Pero de todos estos el caso que me parece más interesante es el de la burbuja informativa construida por uno mismo, y del que el tweet que publico es una muestra perfecta.

Sucede que vivo en Barcelona y para aprender catalán diariamente escucho radios y veo TV catalanas. Pero siempre hago una repasada general: medios españoles, argentinos, de USA, Francia, Italia, UK... etc
A veces incluso me mando aventuras linguisticas con el Google Translate y me atrevo con los medios en idiomas tales como el hebreo (malas traducciones) chino (desastrosas), japonés (catastróficas) y árabe (hecatómbicas)

Si haces algo parecido a esto algún día, muy pronto te vas a dar cuenta de que hay enormes burbujas informativas. Gigantescas. Y que tienen gran poder.
Se nota también otro hecho: a pesar de tanta diversidad cultural, finalmente todos pueden reducirse a dos grandes polos: globalizadores o anti.
Siendo los globalizadores aquellos que apuestan por el liberalismo, las tecnologías, la modernidad, en fin, ya sabemos. En el otro bando están los que apoyan a modelos autoritarios de gobierno y conservación de tradiciones religiosas, patrióticas, etc.

Penosamente suelo observar que las personas no hacen mucho esfuerzo para usar todo el poder informativo que está a nuestro alcance en estos días, gracias a Internet. Se contentan con muy pocos medios para obtener su información diaria. La elección de esos medios va formando su ideología: los globalizadores van tendiendo al capitalismo y Occidente, y los anti van hacia el socialismo y el anti-occidentalismo.

Pero este no es el último paso. Muchos van más allá aún, porque sabemos que no todos tienen el mismo hambre de información. Los curiosos recurren a más medios, y uno esperaría que la fórmula:

curiosidad + información = persona equilibradamente informada

... fuera la regla, pero no. Pues no es esto lo que predomina.
Los curiosos, curiosamente, comienzan a construir su propia red informativa. Nunca mejor dicho "red", porque finalmente quedan atrapados en una suerte de autolavado cerebral que los lleva directamente al radicalismo, ya que van eligiendo aquellas fuentes de información "que les gusta".
Atención: no los que informan objetivamente, sino aquellos que les simpatizan, que les caen bien, que les cuenta el cuentito rosado antes de irse a dormir, aunque esté hecho de noticias deformadas como ésta:


(la nota fue posteriormente corregida porque su denuncia se volvió viral)



Y ESTA, AMIGOS, ES UNA ENORME DIFERENCIA.

Pero ésta no es la última fase. Hay más y es más jodida.

Los jóvenes que ya construyeron sus burbujas informativas crecen. Y algunos se transforman en maestros de escuelas.
Luego, empapan a sus alumnos con sus ideas.
Esto se hace, que nadie diga que no existe en los 4 casos que nombré:

  • Hubo adoctrinamiento peronista en Argentina
  • Adoctrinamiento comunista en Venezuela
  • Adoctrinamiento nacionalista en Catalunya
  • Del Islam ni hablemos. Niños de Europa son educados en el rechazo al infiel y luego todos tan sorprendidos cuando algunos de ellos salen a atropellar gente por la calle.

Entonces, este ciclo ¿se va a ir acentuando cada vez más?

La educación pública y privada tienen que ser repensadas en forma URGENTE a nivel gubernamental.



domingo, septiembre 17, 2017

El poder de las escuelas sobre las generaciones

Una nota que comparto porque me ahorra muchas palabras:
Algo peligroso fermenta en la Argentina

Viví lo mismo que el autor: ver cómo el lavado cerebral de una generación puede convertirse luego en grandes desgracias. Y estoy viendo esto a dos puntas: tanto en Argentina como en España, en el primer caso con el peronismo de izquierdas y en el segundo, con el lavado cerebral nacionalista tanto de Catalunya (hoy en el candelero) como de Euskadi, que aún sin ETA, sigue educando a sus niños con un nacionalismo renovado que ya veremos en qué termina, porque el temperamento vasco es bien diferente del catalán, está visto de sobra.

En Argentina se pueden ver jóvenes en sus 20-30 que se parecen enormemente a los que tenían esa misma edad en los 70. Para quien vivió ambas épocas parece un revival. Son las mismas reivindicaciones, los mismos odios de clase, la misma paranoia antioccidental, las mismas y ENORMES contradicciones. 


*** La clave está en la educación***


Con cuánta claridad puede verse esto, aún en tiempos donde uno pensaba que las instituciones educativas perderían su poder de lavaje cerebral por la llegada del democrático Internet. Todo lo contrario: lo que estamos observando es que las escuelas inclinan ideológicamente a los niños, y luego éstos siguen en la corriente de la Web eligiendo cuidadosamente aquellas páginas que confirman la dirección de su crecimiento. Sólo un bajo porcentaje se libera, realmente, del nacionalismo o del odio de clases cuando éstos fueron impresos en la niñez. Los jóvenes no se dedican a cuestionar su educación sino que siguen de largo afirmándose cada vez más en esas viejas semillas de la muerte, en esos nichos cerrados que apenas se rozan con los que opinan diferente; y cuando lo hacen, es en forma confrontativa, no para descubrir la verdad.